+34 985 204 387

Técnicas de Relajación

La relajación es importante para tratar la mayoría de los problemas psicológicos, sobre todo los relacionados con la ansiedad. 

El método a seguir varía dependiendo de los psicólogos y de la persona a la que van dirigidos los ejercicios, pero uno de los mejores es el que se basa en la relajación previa de los todos los músculos corporales, para después pasar a una relajación mental.

Este modo de relajar requiere que la persona se tome unos minutos al día para realizar los ejercicios y que disponga de una habitación tranquila con sofá, sillón o cama cómodos, que esté con las luces apagadas o cortinas echadas, que la temperatura sea confortable y que no tenga ropa o calzado que le aprieten.

Después se relaja el cuerpo atendiendo a distintos grupos de músculos:

-       Manos y brazos
-       Nuca y hombros
-       Ojos, cejas y frente
-       Cuello y boca
-       Tronco y pecho
-       Piernas y caderas

Lógicamente debe de haber aprendido con la ayuda de un psicólogo para saber que lo está haciendo bien. Además es necesaria la relajación mental que su psicólogo haya preparado de forma personal para usted.

Una relajación bien hecha equivale a una buena siesta, pero si está mal hecha de poco le servirá, por eso el secreto está en aprender bien.

Para los profesionales es importante que su paciente se relaje muy bien porque la relajación es la base para muchas terapias, o sea que se parte de ella para poder ayudar al paciente a hacer frente a sus ansiedades, miedos, pensamientos, etc…